Seguidores

sábado, 15 de agosto de 2015


EN EL PAÍS DE LOS SUEÑOS.
Cuando era adolescente alguien me dijo que debía estudiar lo que me proporcionara dinero para vivir. En mí estaba seguir mis sueños o mantenerme en el camino seguro. Con el paso del tiempo comprendí que la realización del ser humano pasa por sentir que en su vida la lucha ha sido constante para la consecución del éxito y, éste, no es, ni más ni menos, que la obtención de una meta que se alimenta de lucha constante, del consabido sacrificio de cuanto merece la pena, de una fe inquebrantable y de la seguridad necesaria de superar los escollos que prueban nuestra determinación una y otra vez. Ese es el camino que conduce al país de los sueños donde reina el éxito, tan personal como individuos haya. Para unos el éxito se disfraza de familia, para otros, se consigue al levantar una empresa, para otros tantos, se traduciría en conseguir un mágico invento, mientras, para otros tantos, el éxito, se identifica con expresar la belleza a través del lenguaje artístico.
En cualquier caso, quien luche sin desfallecer hasta conseguirlo, no sólo alcanza el país de sus sueños sino que, para los afines a su éxito, el mundo será un poco más luminoso, un faro al que seguir por los que aún están a ciegas, sin atreverse a perseguir el éxito propio. A todos cuantos van a la búsqueda, ¡enhorabuena!, por convertir el mundo en tierra de soñadores que nunca tuvieron que arrepentirse de no haber luchado, que nunca tendrán que arrepentirse por cuanto dejaron de hacer.


Carmen Torronteras de la Cuadra
ESCRITORA
.